La nueva estrategia de las firmas es el street art

Por: María José Gonzálvez 21-11-2017

Todo empezó con Givenchy, Gucci y Adidas y ahora Burberry se une a esta estrategia. El street art es el nuevo modelo de publicidad en la moda.

Durante los últimos dos años, hemos sido testigos del impacto de la mercadotecnia en escalas mayúsculas. Antes, el street art era un espacio para aquellos artistas que querían expresar sentimientos y exponerlos al mundo externo.

Ahora, la moda se ha encargado de masificar el arte de las calles en atractivos murales con composiciones únicas. Tal es el caso de Gucci. La firma italiana dio un giro radical y empezó a ser la gracia de la generación millennial a partir de que Alessandro Michele tomó la cabeza creativa. En un mundo donde tu huella en el mundo es medida en escala de seguidores y likes, Lallo ha logrado entender la sinergia que existe entre las redes sociales y el consumidor.

En asociación con Colossal Media en Nueva York y Urban Vision en Milán, Gucci empezó con su proyecto “Art Wall” en febrero de este año. Más allá de crear un espacio para los artistas que colaboran con la marca, esta es la manera de triplicar el impacto, no solo físicamente sino a través de una publicación con un hashtag.

Por su lado, Adidas también comisionó una serie de murales para ser expuestos en las calles de Brooklyn. Paul Smith cambió la fachada de su tienda en Melrose Place hace algunos meses y la convirtió en un punto obligatorio para visitar. Asimismo Givenchy encargó un mural en 2015 protagonizado por la modelo Candice Swanepoel.

Burberry se unió a la estrategia al develar un mural en Londres y continuar con una serie de obras en Manhattan. El diseño fue concebido por el modelo, skater y artista, Blondey McCoy. Más que exhibir elementos ingleses muy particulares a través de una meticulosa curaduría, estos murales crean un diálogo natural con la cultura urbana y la vida del día a día.

Este es el punto de encuentro entre el movimiento de culto, la moda y la publicidad. Quizá las inmensas pantallas en sitios como Times Square o Piccadilly Circus han perdido su atractivo original. Pero, ¿será que Instagram nos ha robado el interés por contemplar y entender el arte? Una publicación en redes sociales vale más que la apreciación, o al menos eso es lo que pinta el street art en la actualidad.

*IMÁGENES: Cortesía de Burberry, Gucci, Colossal Media
Ver en sitio