Grazia es moda, belleza y noticias de actualidadGrazia México

4 LECCIONES QUE APRENDIMOS DE MIRANDA PRIESTLY

@GraziaMéxico    22 junio, 2017


Pintada como tirana, Miranda Priestly se convirtió en el personaje amado y odiado de “The Devil Wears Prada”. Trabajar en moda nos hizo comprenderla.

––––

MIRANDA PRIESTLY THE DEVIL WEARS PRADA MERYL STREEP 2

Por Grace Miramontes

 

En la industria de la moda hay distintos papeles que jugar y visiones coloridas; puede que no siempre coincidamos, pero Miranda Priestly es un tema que nos une.

Cuando “The Devil Wears Prada” aparece dentro de una conversación, las posturas en torno a ella se revelan. El personaje interpretado por Miranda Priestly pinta a las editoras de una forma que te haría querer hacer renunciar de inmediato, tal y como a Andy Sachs.

La realidad es que en la historia no hay buenos ni malos, sino personalidades contrastantes. En el caso de Miranda, su carácter la vuelve incomprendida.

Después de infiltrarnos en el mundo de las revistas, tenemos una idea mucho más clara del escenario. Por ello, te compartimos cinco razones por las cuales deberías perdonar a la “Dragon Lady”, ¡y hasta tomarla como ejemplo!

 

  1. SU PASIÓN

Si algo nos queda claro desde el minuto uno, es que Miranda ama su trabajo. Además de manifestar perfectamente las cualidades que busca en una asistente, entiende que su corazón la ha llevado lo más lejos.

Cuando su puesto en Runway se vio amenazado, declaró: “La realidad es que nadie puede hacer lo que yo hago”. Encontrar el valor en ti misma, es algo que difícilmente se logra.

 

MIRANDA PRIESTLY THE DEVIL WEARS PRADA MERYL STREEP 3

 

  1. SU CONCEPTO DE LEALTAD

“La lista” fue la razón por la cual el presidente de la editorial reconsideró su decisión de reemplazarla. Miranda no sólo acunó a talentos, además, les transmitió el mensaje de ser leales, tal es así que ellos mismos prometieron seguirla a donde fuera.

Si bien, sus medidas obsesivas de volar el teléfono de Andy son cuestionables, no podemos negar que siempre estuvo a pie de batalla por su marca y su equipo.

 

MIRANDA PRIESTLY THE DEVIL WEARS PRADA MERYL STREEP 3

 

  1. SU OJO PARA EL TALENTO

Es verdad, Andy no cumplía con la “imagen” de la chica Runway, pero tuvo algo mucho más poderoso, su talento.

Aún en los momentos más desafiantes de su estancia en la revista, supo solucionar y reaccionar.

Un cambio de look dio la pauta, y aunque muchos se cuestionen esa transformación, la realidad es que sólo fue el pretexto para que sus sueños se volvieran más grandes. Por eso la recomendó.

 

 

MIRANDA PRIESTLY THE DEVIL WEARS PRADA MERYL STREEP 4

 

  1. SU EXIGENCIA

Para Miranda no hay vacaciones ni descansos, ni siquiera para pararse a comer. Aunque rara vez esa suele ser una exigencia, poco a poco nos convertimos en ESA chica.

Cuando el trabajo es muchísimo y además nos apasiona, solemos pasarnos horas en el escritorio. Revisando, editando y tratando de que todo salga de lo mejor.

La exigencia de Miranda no era sólo para sus asistentes o sus demás colegas, era para sí misma. Sin quererlo, Andy aprendió una de las lecciones más valiosas en la industria, a volar sola.

 

*FOTOS: Cortesía.