Grazia es moda, belleza y noticias de actualidadGrazia México

OLIVIER ROUSTEING Y SU REVOLUCIÓN EN BALMAIN

@GraziaMéxico    19 octubre, 2016


El diseñador platicó con la periodista Alina Cho para la serie de #MetSpeaks sobre su experiencia al mando de la firma.

––––

 

 

Uno de los directores creativos más jóvenes de la actualidad y “el diseñador francés con más seguidores”, así describió Alina Cho a Olivier Rousteing, al inicio de su conversación para #MetSpeaks. En 2011, el francés asumió el cargo al frente de Balmain y desde entonces, ha creado una verdadera revolución en torno a la firma.

“Se siente muy raro ver tu propio show. Es como una emoción diferente y trato de no ver mis desfiles hasta dos semanas después”, describió Olivier. “Siento que es como cuando una mujer se embaraza y tiene al bebé y cuando sale te preguntas: “ok ¿y qué voy a hacer ahora?”, bromeó.

La periodista le preguntó sobre su experiencia en Balmain y su respuesta fue muy precisa. “La Balmain Army es mucho más suave, menos agresiva y creo que es así porque yo me siento menos agresivo. Siento que en la moda tienes muchas barreras que romper y después de cinco años he podido crear una identidad propia y ya no tengo que probarme a mí mismo, sólo me quiero desafiar”, detalló. “El último show es una nueva historia, un nuevo capítulo”, agregó.

 

 

En otro momento de la entrevista, Alina apuntó al tema del color de piel. “Antes has dicho que no te identificas como blanco o negro, sólo como humano. Pero sé que durante tu infancia hubieron momentos difíciles”, preguntó.

“Fui criado por una familia blanca. Ellos vinieron al orfanato y les preguntaron qué color de niño querían, pero ellos dijeron “¿a qué te refieres? no nos importa” y me eligieron porque se enamoraron de mí”, respondió Olivier. “Al pasar del tiempo, te das cuenta de que cuando eres negro la gente cree menos en ti”, comentó.

“Pienso que a veces la industria de la moda habla mucho pero no hace demasiado en cuanto a diversidad”, reprobó. “La industria necesita trabajar más duro. Cuando ves a críticos hablando sobre un show que no tiene (modelos de) color y lo llaman ¿“moderno”? Yo no lo llamaría moderno, ll siento. Tenemos la oportunidad de representar al mundo y cómo queremos que este sea”, finalizó.