Grazia es moda, belleza y noticias de actualidadGrazia México

PARSONS SE DESPIDE DE FRANK RIZZO, UNO DE SUS DECANOS DE MODA MÁS ENTRAÑABLES

@GraziaMéxico    4 agosto, 2016


El profesor de muchos de tus diseñadores favoritos, falleció ayer a los 85.

Diseño ganador de Frank Rizzo

Diseño ganador de Frank Rizzo

 

El día de ayer, la academia Parsons de Nueva York se quedó sin uno de los decanos más importantes de su plantilla: Frank Rizzo. Tras graduarse de la universidad en 1957, ganó el premio Silver Thimble por un atuendo de falda y chaqueta que creó y mientras tanto, trabajó como diseñador de vestidos de novia en la séptima avenida hasta 1966, cuando volvió a su Alma Mater.

Luego de estrenarse como profesor, su gran oportunidad llegó seis años después, cuando tras la muerte de la decana de moda, Ann Keagy, asumió el puesto que ostentó por casi tres décadas. A finales de los sesentas, Frank fue el encargado de vestir a una nueva comediante que tiempo después, se convertiría en uno de los íconos de la alfombra roja más reconocidos: Joan Rivers.

 

Los nombres de algunos de sus estudiantes, ya los conoces: Marc Jacobs, Donna Karan y su inseparable amigo Isaac Mizrahi, pasaron por sus aulas y hoy, otro de sus famosos pupilos lo recuerda con profundo cariño. Michael Vollbracht, aseguró al sitio de WWD que “Frank era absolutamente amable. No creo que encuentres a nadie que te diga lo contrario”, comentó.

“Era devoto de sus estudiantes. Escuchaba y se preocupaba por ellos y no sólo sobre Parsons o la moda. Frank se preocupaba por los buenos estudiantes y los malos también y eso era algo excepcional”, añadió. Por su parte, Stan Herman –quien trabajó como crítico bajo la tutela de Rizzo, de los sesentas a los ochentas– exaltó las cualidades del catedrático: “En ese entonces, Parsons era la escuela. Frank trabajó en la avenida como diseñador y eso lo hizo extremadamente especial en cuanto a la enseñanza. También era una industria mucho más pequeña, era como un pequeño gran campus en donde todos se conocían”, detalló.

Asegurar un lugar en la matrícula de Parsons, es el sueño imposible de muchos y con justa razón. En 1983, Rizzo confirmó esto al declarar que efectivamente, eran “duros con las admisiones”. “De 500 aplicaciones sólo escogemos 75 para las clases de segundo año y eso es algo muy desgastante”, anotó.

#TBT: The perfect accessory. #IsaacMizrahi

A photo posted by Isaac Mizrahi New York (@isaacmizrahiny) on

Excepcional autoridad en la formación del talento de alta costura y una leyenda de la enseñanza. Así fue Frank, quien ha dejado no sólo la que fuera su casa por un gran periodo de su vida, sino a un mundo que se rehusa a aceptar el hecho de que uno de los grandes de la industria, ya no está.