Grazia es moda, belleza y noticias de actualidadGrazia México

LA VIDA DE UNA FASHION STYLIST.

@GraziaMéxico    31 marzo, 2016


¿Siempre has querido saber cómo sería trabajar como fashion stylist? Lee esta entrevista con Paty Soto, quien vive y trabaja en Los Ángeles como estilista personal, en donde cuenta qué se necesita para lograr un lugar en esta profesión y cómo es su día a día.

Grazia México: ¿Qué tan difícil es entrar al mercado del estilismo en la actualidad?

Paty Soto: Trabajar como estilista funciona muy similar a cualquier otra carrera creativa: Tienes que empezar desde los trabajos básicos y casi rudimentarios y aprender las mañas del negocio. Eso significa que se comienza como becario y, eventualmente, te enfocas en la parte que más te interesa del universo del styling: vestuario para películas, TV y/ o teatro; estilismo de moda, comerciales, impresos, diseño de arte… No significa que no puedas participar en distintas áreas, pero es mejor sumergirse en lo que realmente hace a tu corazón latir fuerte.

1-paty-soto

Fotogramas de “Red Chair”. © Cortesía Paty Soto.

GM: ¿Cómo comenzaste y qué hay que estudiar para ser un stylist?

PS:>¡ Bueno, siempre me gustó ver las fotografías de las revistas de moda mientras pensaba cómo adaptaría esas combinaciones locas para que funcionaran en la vida real. Después, en 2008 comencé a escribir en un blog sobre moda y belleza -cosa que todavía sigo haciendo- en guapologia.com. Además de esto, tomé distintas clases y conferencias relacionadas con estilismo personal a nivel profesional -esto es, trabajar con personas que no están en el medio del espectáculo para vestirse con estilo propio en su vida diaria- y, eventualmente, comencé a trabajar como estilista personal en 2011. Finalmente, obtuve mis certificaciones en Los Angeles, California como estilista de moda y estilista personal. Un poco después también me certifiqué como maquillista profesional en una escuela también en LA.

© Getty Images.

GM: ¿Qué tipo de trabajos haces y qué personas son tus clientes?

He trabajado tanto para personas con una vida “normal” que quieren mejorar la forma en la que trasmiten su estilo personal como en proyectos de cine y publicidad.

Además, imparto talleres de desarrollo del estilo personal y maquillaje.

GM: ¿Cuáles consideras que son las ideas equivocadas que la gente tiene sobre ser estilista?

PS: Creo que la mayoría de las personas se quedan con la imagen de la parte glamorosa y casi nadie tiene idea de que tan demandante es este trabajo a nivel físico y mental; no se pueden imaginar los retos que conlleva organizar cada detalle para lograr que se vea lo que tu cliente, la modelo, el fotógrafo y demás involucrados en una sesión de fotos (por poner ese ejemplo) están buscando comunicar.

2-red-chair-1024x707

© Tristan Fewings/Getty Images.

Hacer las combinaciones perfectas y crear looks increíbles es la parte divertida, y también la más fácil. Levantarse a las 4 am durante tres días seguidos, trabajar de 12 a 14 horas sin parar y ser parte de un equipo donde no necesariamente todos se llevan bien es parte de las situaciones que te hacen pensar “¡Oh, cielos! No había pensado en que terminaría pasando esto”.

Esto es un trabajo y tiene sus altas y bajas, como cualquier otro trabajo y profesión.

GM: ¿Cuál consideras que es el futuro del estilismo influenciado por las redes sociales?

PS: Actualmente la mayoría de las personas que hacen estilismo para sus redes sociales o blogs, verdaderamente creen que son expertas en moda y que pueden adaptar lo que aplican a sí mismas a otras personas, aunque su idea de estilismo es que la ropa se vea bien, sin tomar en cuenta la necesidad de traducir un concepto estético a la vida práctica. Y, peor, sin tomar en cuenta la personalidad, el gusto ni el tipo de cuerpo de quien pretenden que sea su clon. Esto puede ser muy frustrante para las personas que trabajamos en el medio y hemos pasado por todas las etapas necesarias para alcanzar un nivel profesional, porque la profesión en sí – como sucede con la mayoría de los conocimientos que parecen fáciles de aprender-, se abarata en todos los sentidos.

Por otro lado, no todo es dramático y negativo: también las redes sociales son un escaparate para personas con mucho talento que quieren aprender, trabajar, estudiar, tomar oportunidades y, especialmente valioso, buscar un mentor en el campo y, eventualmente, ser mentores de otros. Esta es la manera en la que la industria funciona y, creo yo, funcionará en el futuro: Con muchas herramientas electrónicas que ayudan a hacer más sencillo el camino para la parte artesanal y humana que requiere el estilismo.

3-GettyImages-512253806-1024x682

© Tristan Fewings/Getty Images.

Mientras más información a la mano tenemos, y las selfies se han transformado en el idioma universal para informar quién eres y qué quieres, la gente se han vuelto mucho más demandante respecto a la comunicación no verbal, principalmente en lo que se refiere a moda y belleza. Respondiendo a esta demanda se han ido creando aplicaciones en las que los estilistas ofrecen sus servicios de asesoría presencial o remotamente a quien lo requiera, y a un precio accesible y no sólo para celebridades.

GM: ¿Después de años haciendo este trabajo, cuáles son tus pensamientos acerca de esta profesión?

PS: Tengo algunas reflexiones al respecto, especialmente respecto a lo que conlleva este espacio de la industria creativa: cuando haces internships o trabajas de becario, te enfrentas a muchas horas detrás del volante llevando y trayendo ropa que tú no escogiste, planchando, llenando papelería, contando pares de zapatos o siendo la mejor amiga de los de la oficina de Fedex. De hecho, muchas veces tienes que hacer todo esto sin siquiera ver a la gente usando las prendas, sino hasta que salen las fotos o el capítulo está al aire.

4-GettyImages-511449306-1024x683

© Tristan Fewings/Getty Images.

Sin embargo, tienes la oportunidad de ver de cerca joyería increíble y telas con trabajo artesanal que te deja entrever lo difícil que es crearlas. Si eres inteligente, aprovecharás estos momentos para admirar y generar respeto por quienes hacen estas prendas y joyería y, a la vez, la satisfacción de saber que estás ayudando a poner frente a los ojos de mucha gente la posibilidad de hacer suya ropa que, de otra manera, difícilmente sabría que existe.

Estas no muy glamorosas actividades son el 90% del trabajo que conlleva convertirse en estilista.

6-GettyImages-512322324-1024x683

***

Encuentra a Paty como Guapóloga en Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat (guapologa) y Pinterest. Y, claro, en Guapología.com